Introducción a la catarata

Qué és la catarata?

La catarata es el envejecimiento del cristalino. Si, ya sé que suena a chino, vamos por partes.

El cristalino es esa lente que tenemos todos dentro del ojo y permite el enfoque a diferentes distancias. Lo tenéis marcado con una flecha en el siguiente esquema:

Esa lente, como su nombre indica, debería ser cristalina. Muy transparente. Con la edad va perdiendo transparencia. Pero no es hasta cierto momento vital, en que ese cristalino se vuelve cada vez más marronáceo y opaco. Es en ese momento cuando adquiere el nombre de catarata. A medida que evoluciona se puede volver negro o, más frecuentemente, blanco.

La catarata es una tela que crece, verdad?

No, no lo es, es la propia lente que pierde transparencia

Pero eso a mí no me pasará

Es una patologia típica del envejecimiento, suele aparecer a partir de los 60 años, pero también lo vemos en pacientes jóvenes ocasionalmente. Así que, si vives suficientes años seguro que desarrollas una catarata.

Y esto no se arregla con gafas, doctor?

No, con las gafas podemos hacer que las imagenes se enfoquen mejor en la retina, pero no podemos hacer que una lente marronácea se vuelva transparente. La solución es quirúrgica.

Que remedio… Pues ya me dirá cuando hay que operar

Cada paciente es un mundo, unas necesidades visuales diferentes y una situación personal diferente. Los requisitos y demandas visuales de un paciente varian enormemente. No existe «el momento perfecto» para operar. Normalmente dejamos que el paciente decida cuando quiere operarse. La única excepción es cuando la catarata es tan avanzada que adquiere una consistencia más dura y es más difícil la cirugía. Si nos podemos anticipar, intentamos evitar esa situación.

Por un lado, un conductor profesional se verá incapacitado con una visión del 70%, mientras que el público general suele esperarse un poco más.

Así que nos vemos en la próxima visita, cuando se vea limitado/a o simplemente tenga ganas de ver mejor.

Deja un comentario